Cueva de Ágreda

Cueva de Ágreda

RELATOS MÁGICOS PARA MIRAR LA MONTAÑA DEL NORESTE DE SORIA: MONCAYO MONTAÑA MÁGICA

La Ninfa Silbis y los poderes de las aguas del Moncayo

El Moncayo es abundante en agua. Las leyendas que ubicaban una gran laguna en su interior han sido demostradas por los más recientes estudios geológicos.
Para los romanos, sus poderes curativos eran asombrosos. Tal es así que el emperador Augusto, en el S. 19 a.C, recaló en Tarazona para curar sus heridas con las aguas sagradas del Queiles. La recuperación fue tan milagrosa que en la antigua Turiasso, se erigieron grandes templos dedicados al agua así como termas y balnearios que sirvieron de lugar de reposo para los luchadores romanos. Como protectora del emperador y moradora del Queiles, los romanos adoraron a la Ninfa Silbis, una deidad mitológica que se deslizaba por las frías aguas de los ríos. Tal su fue su importancia entre los moncaínos de la época que incluso se llegaron a acuñar monedas con su imagen. Estos mismos pobladores forjaron las mejores espadas del Imperio con el hierro del Moncayo templado en las frías aguas de sus acuíferos.

Texto: Eva Sánchez

Esta y más historias las encontrarás aquí:


Imágenes: